Improasistencia - Qué hacemos

Qué hacemos

¿Qué Hacemos?

Primero tenemos una pequeña entrevista a la llegada al hospital con uno de los doctores, donde nos informan bajo su criterio qué pacientes podemos visitar para ofrecerles nuestra asistencia. Con esta información realizamos las visitas correspondientes a los pacientes y familiares. Una vez en la habitación nos presentamos como actores o improasistentes y comenzamos a hablarles e intercambiar opiniones en clave de humor siempre que la ocasión lo requiera. Si no es así, al menos es agradable de manera que el paciente y el familiar o acompañante se sientan relajados y por un momento en la habitación se cree un ambiente distendido, haciéndoles olvidar durante ese tiempo la enfermedad.

Improasistencia trabaja en estos momentos en el Instituto Valenciano de Oncología (I.V.O.) y dos hospitales de Valencia: Arnau de Vilanova (en las unidades de Oncología, Cardiología y Enfermería) y el Hospital Pare Jofré, donde desarrollamos un especial trabajo con los enfermos mentales hospitalizados, habiendo creado con la experiencia un grupo de teatro llamado “Cordura Teatro”.

El objetivo del Improasistente es brindar atención continuada al paciente a través de la técnica de la improvisación teatral, a partir del diagnóstico médico (transmisión diaria por parte del médico o enfermera exitente en el servicio) y del Proceso de Atención de Enfermería (P.A.E.), relacionado con el Bienestar Hospitalario para garantizar una mejor Calidad de Vida.

  • Acercarse y conocer al paciente
  • Establecer un lazo de Bienestar, Comunicación y Confianza entre ambos.
  • Que el paciente conozca al Improasistente y su objetivo.
  • Que el paciente acepte la compañía del Improasistente, que le atienda y colabore.
  • Que el paciente entre en el juego de aceptar la enfermedad, desdramatizar y vivir con ella.
  • Que el paciente sea consciente del progreso a nivel de estado de ánimo.
  • Que olvide por un tiempo las cosas negativas y aprenda a entender de una forma positiva todo mediante indicaciones y juegos teatrales.
  • Crear una relación Paciente-Improasistente cordial, aceptable, respetuosa, distraída. En definitiva, una presencia positiva.
  • Un vocabulario positivo (no engañoso): Imágenes positivas futuras, actuales y pasadas; Estado de ánimo abierto a mejorar la calidad mental y física; Hacer más amena la estancia del paciente en el hospital.
  • Saber el paciente auto controlarse mentalmente de emociones, recuerdos o imágenes negativas.
  • El Improasistente, no dará ninguna opinión sobre la enfermedad y evolución de esta, ni al paciente ni al familiar.
  • Todas las opiniones y observaciones que realicen los Improasistentes sobre el paciente, así como su aceptación o no del trabajo que se está realizando, se hará después de la visita y en ausencia del familiar y el propio paciente.
  • Los Improasistentes realizarán sus observaciones y apuntes sobre el trabajo a realizar con los pacientes, después de escuchar y atender la transmisión que les facilitará el personal facultativo.
  • La duración y estancia en la habitación dependerá de la rapidez y aceptación que demuestre el paciente a los improasistentes, (10-15 minutos)
  • Los familiares voluntariamente, podrán ofrecer algún tipo de información (No comprometida, ni personal) sobre el paciente a los Improasistentes.
  • Los familiares tienen derecho a permanecer si lo desean en habitación, para observar el trabajo de los Improasistentes.
  • Los familiares no utilizarán a los Improasistentes para hacerles llegar, modificar de actitud u opinión alguna al paciente de temas personales y viceversa.
  • Durante el transcurso del tiempo, si el paciente no desea seguir siendo visitado y atendido por los Improasistentes, estos dejarán de realizar las visitas.
  • Los Improasistentes siempre irán bien vestidos y presentables. Junto con el vestuario y objetos que utilicen para desarrollar su trabajo.
  • Los Improasistentes no entorpecerán las comidas, cenas, descansos, reconocimientos médicos, etc. de los pacientes. Siempre el trabajo será en horas y turnos de mañana, tarde o noche. Perfectamente organizado.